¡Compártelo con tus amigos!

En mi vida decidí estudiar Ingeniería de Sistemas, una carrera que hoy en día está transformando el mundo. Al comenzarla siempre pensé que la tecnología iba a crecer cada vez más y después de 7 años de experiencia en mi profesión puedo verlo con mis propios ojos.

Es simplemente maravilloso ver como lo que ocurre hoy en el mundo es el resultado de unas cuantas ideas, una estructura, tomar un computador y tirar algunas lineas de código.

Es más maravilloso aun, ver como existen unos artistas, que a través de diferentes sentencias de programación, crean todo un lenguaje para que las computadoras creen cosas que hoy las personas no se imaginaban antes que podían hacer.

Como por ejemplo:

Pedir un domicilio desde tu casa, ver tus vídeos favoritos en tu celular, comprar boletas de cine, etc.

Ser ingeniero es una profesión maravillosa. Crear con la tecnología soluciones para el mundo me parece totalmente una obra de arte. La triste parte de esta historia, es que muchos de esos grandes artistas que están cambiando el mundo desde sus computadoras, no saben comunicar muy bien sus ideas.

Durante estos 7 años de experiencia he pasado gran parte de mi vida en grandes compañías rodeado de colegas ingenieros, lo que me ha permitido ver como en reuniones, comités, demos de productos; muchos de ellos fracasan no por la excelencia de su software, sino, por la deficiencia en su expresión en público. Al ser Ingeniero, se por lo que tiene que pasar uno para poder llegarle al usuario con una nueva experiencia. Es una aventura llena de retos, errores de compilación, algunos trasnochos y unas cuantas pedidas de pizza para poder cumplir a las condiciones deseadas en el tiempo esperado. Son muchas horas de trabajo duro que en muchos casos no brillan, porque simplemente al pararse al frente de clientes y directivos, la voz tiembla, en otros ni se escucha, el lenguaje es completamente incomprensible y ni siquiera hay un contacto visual que le permita a la audiencia confiar en lo que se les va a presentar.

Soy una persona que le encanta los datos y sé que menos del 20% del Software que se crea en el mundo es exitoso. Pero estoy completamente seguro, que ese 80% o más que sale con problemas o nunca es puesto en producción para el mercado, una gran parte de este fracasa por no comunicar bien nuestras ideas.

En las empresas, hay un montón de ingenieros que no hablan, y de los que hablan, no todos lo hacen bien. Son muy pocos los que logran destacar en sus habilidades comunicativas y que puedo asegurar, que estos ingenieros que saben comunicar, son aquellos que hoy se están comiendo el mundo tecnológico.

Amigo(a) ingeniero(a). Hoy en día, tú tienes una habilidad que está transformando el mundo. No permitas que tus creaciones artísticas (software) se vean apagadas por la carencia de tu comunicación. No permitas que los beneficios que aportan tus conocimientos al mundo, se vean apagados porque cuando hablas, haces dormir a los demás. No permitas incluso que otro destaque sobre ti, simplemente porque ese otro si fue capaz de exponer en público el producto y el conocimiento que tiene.

Amigo(a) ingeniero(a), no es necesario que te vuelvas el gran conferencista, con que simplemente te pares en esa reunión, comité o junta de resultados de una mejor forma, te aseguro que tu vida y el valor a tu trabajo, se multiplicará.

Es momento que así como has aprendido a programar cosas maravillosas para comunicarte con las computadoras, aprendas a comunicarte mejor con las personas que te potenciarán como el gran o la gran artista que eres.

Un mensaje de Daniel Moncada Lopera para todos los Ingenieros del mundo.


2 Comentarios

Isa · marzo 3, 2019 en 1:16 am

Totalmente de acuerdo con lo que expresas. Algunos ingenieros tenemos la gran oportunidad de mejorar nuestras habilidades comunicativas, lograr expresar todo lo que nos motiva a desarrollar soluciones frente a los demás…. estoy ansiosa de comenzar a mejorar esta habilidad!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *